Una de las características que define la chapa de madera, además de la especie, es el propio diseño. Podemos controlar el resultado final en función de la técnica de corte que apliquemos.

 
 
TÉCNICAS DE CORTE
 
Dos son las principales técnicas empleadas para el corte de la chapa: corte rameado y corte mallado. (Ver ilustración)
 
 
 
 
TÉCNICAS DE JUNTADO
 
Las hojas de chapa son unidas para formar la cara juntada. Se pueden usar diferentes técnicas de juntado en función del efecto decorativo que queremos conseguir.
 
 
1. Volteado / En Libro
Es la manera más común: se voltean las hojas de chapa antes de pegarlas para que cada hoja sea igual a la anterior, logrando un efecto de espejo o de libro abierto.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
2. Sin Voltear/ En Continuo
Se juntan las hojas de chapa sin voltear, de esta manera se logra un dibujo repetitivo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Entablillado
Se juntan las hojas de chapa de forma aleatoria. Un proceso de juntado ilimitado en posibilidades, tanto en estructura de chapa, combinación de anchos de hojas, color de las distintas hojas, etc..