FINSA 21

Categorías
Archivos
  • 2019
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
  • 2018
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2017
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
  • 2016
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
  • 2015
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio

Ruiz Barbarín cierra el ciclo Espacio y Materia con dos rehabilitaciones singulares y emblemáticas de Madrid

El arquitecto explicó a los asistentes los detalles de la restauración de la Torre de Bilbao de Oíza y de la Torre 30

Finsa21 acogió en la tarde del 7 de junio el último encuentro de la temporada del ciclo ‘Espacio y Materia’ organizado por Tectónica, con una ponencia de Antonio Ruiz Barbarín en la que desgranó sus proyectos de rehabilitación de la Torre de Bilbao (proyecto de Sáenz de Oiza) y Torre 30 (Yárnoz Orcoyen).

En su presentación, Ruiz Barbarín destacó que en el caso de la intervención de la antigua sede del banco en Castellana 81 su intervención tuvo por objeto “limpiar y conservar lo que hizo el maestro Oiza”, así como adecuar el edificio a los requerimientos de seguridad de hoy en día. De hecho, la escalera de incendios es la única implementación no original, pero que era obligatoria para cumplir con los estándares de evacuación actuales.

Barbarín destacó también cómo se restauró el sistema de iluminación del edificio diseñado por Oíza y cómo, gracias a la recuperación de planos que conservaba la familia, se pudo recuperar la ubicación inicial que tenía ideada el arquitecto para el auditorio, ubicado en el semisótano.

En la segunda parte del encuentro, Barbarín explicó otro de sus más destacados proyectos de rehabilitación: la Torre 30. En este caso, se restauró toda la fachada y se instaló una primera piel de SATE y una segunda de chapa microperforada. Gracias a este sistema y a la iluminación escogida, durante el día el edificio muestra una imagen opaca pero por la noche se vuelve más traslúcida y ofrece un aspecto muy colorido.

Antes de la ponencia, un grupo de asistentes al encuentro tuvo el privilegio de acompañar a Ruiz Barbarín a una visita guiada a la torre de Castellana 81. Durante el recorrido, pudieron ver el hall, el semisótano y disfrutar de las vistas desde las plantas 14 y 15.


Autor: Finsa Fuente: Finsa 2018-06-08